Nadie es más de aquí que tu

Al final, sigo este blog, porque es un hábito.

En Flickr una persona del juego de La Vuelta al Mundo escribió que se unía al grupo porque se había mudado de ciudad y necesitaba echar raices. ¿Qué significa echar raices? Yo creo que significa trabajar lo más que se pueda para descargar la fuerza, la transpiración y sacar afuera palabras de aliento para entregarlas a la tierra, a los pájaros y a los árboles, o a la casa, así luego la naturaleza nos devuelve esa fuerza en voces y gestos y así se produce una retroalimentación en expansión y en amor.

Este es mi tercer posteo en esta post de wordpress, estoy de prueba.

En fin, hoy fui a Casa Late, estaba el Taller Literario y la Feria de Arte Impreso; habría dos talleres, uno de Lucas Aime (fanzine) y otro de Guido Weirthemer (escritura ficcional) ; yo quería hacer los dos, pero eran paralelos. Fui con la intención de comprar un libro, de hacer un taller y de sacar algunas fotos. Llegué, arrebato, saludos, cargar el teléfono, etc. inicié una conversación con Guido, sin saber que era Guido y allí entonces la situación me llevó al taller de escritura ficcional que él iba a dar. Bueno, hicimos como 3 o 4 ejercicios orales y de escritura, vimos una parte de una película, hablamos al respecto y compartimos información de autores, etc.

Después se largó a llover, llegué a mi casa. Llovía con todo. Ahora hace alrededor de una hora que dejó de llover. Y lo que me quedó picando después de este hermoso taller es qué cuándo conversamos, en nuestra cotidianidad, hay datos que quedan escondidos, ¿porqué traemos a la luz eso y lo otro queda en oscuridad ? Guido nos dio un ejemplo que me llevó a recordar un juego de las revistas de crucigramas que se llamaba “las cartas del suicida” dónde había que descubrir las causas de la muerte y el nombre del suicida mediante pistas que había dejado el suicida.

Me compré Nadie es más de aquí que tu, de Miranda July. Ya lo había visto en la edición anterior de Arte Impreso.

Anuncios

Reframing the Light: Dealing with Holiday Blues & Depression.

No siempre las navidades y las fiestas son de lo más esperadas por nosotros. Y a veces cuesta poner el entusiasmo que el sistema colectivo propone,  por esta razón quiero compartirles un artículo que leí en internet sobre vacaciones tristes y depresión, la introducción habla sobre que no todos pasamos por navidad felices y que tenemos hermanos y hermanas que se sienten solos y tristes.

” Es ese tiempo del año otra vez, cuándo el sol se va perezoso y se hunde en la oscuridad. Cuándo las expectativas de la estación – brillantes e incapturables – no se encuentran del todo con nuestros niveles de energías hundidos. Vamos a lo natural otra vez, lentos en lugar de ir rampa arriba. Diseñar y enviar cartas de navidad. Fiesta. Comprar presentes. Comer. Comprar. Comer. Hornear. Envolver. Dar. Decorar. Enviar. Comprar. Comer. Y miro a mi alrededor y veo un montón de depresión. Vi a una empleada en una tienda el otro día,  cuál no veía por meses y siempre fue de mi tipo. Le pregunté como estaba: “No muy bien”, dijo ella. Y lo mostró en su cara. Sus ojos estaban oscuros. “Siento escuchar eso” Dije. Ella se notaba triste. Yo pausé. Parte de mi quería preguntar más, parte de mi sintió la droga (serotonina) bajar por su respuesta. “Espero que las cosas cambien para vos ” dije y me fui. Me senté en mi auto por un momento y pensé en ella. Pensé. Qué bravo. Qué honesto. No hizo lo que muchos de nosotros hacemos. Sin máscara ni mentira. Porque a veces, en las vacaciones, la vida es dura. Porque nuestro cerebro no hace suficiente serotonina. Porque alguien que amamos se fue para siempre y le extrañamos. Porque es el aniversario de algo realmente de mierda y si no estás pensando en eso, nuestros cuerpos recuerdan. Nuestras células se empapan en la memoria. Ellas lo hacen. Mi cuerpo está recordando. […]

Llegué a un mínimo hace unas semanas. Dos semanas de lo que se sintió como una rabia del SPM a fuego lento se convirtió en algo más como depresión. Algo lloroso y tenue de esperanza. Así que llamé a mi terapeuta y mi médico y algunos amigos.

Me revisaron los niveles de vitamina D y resultó que estaban muy bajos.Lentamente estoy empezando a sentirme mejor. Pero esos sentimientos persisten, amenazando con pellizcarme los talones si no estoy vigilante, si no me cuido bien. Si no hago yoga, corro y me doy tiempo a mí mismo. Si no les pido a mis padres que cuiden a los niños para que mi esposo y yo podamos ponernos al día, sin interrupciones, por lo que parece ser la primera vez en meses.

Al mismo tiempo, estoy tratando de estar presente. Para mis dos hermosos hijos que están tan entusiasmados con los regalos y Papá Noel y las luces audaces que brillan en todas partes.

Así que creo que, tal vez es hora de un replanteamiento.”

FUENTE:  Elephant Journal

 

Navidad 2018, juego lvm

Empiezo el 2019 con una imagen de la NAVIDAD 2018 y con muchas ganas de hacer fotos y salir por nuevas aventuras. La vuelta al mundo es una comunidad fotográfica que dirige Jackie (fotógrafa venezolana radicada en Canadá). Se juega  en Flickr y en Instagram desde hace 11 años, participan personas de todos los continentes, tenemos actividades mes  a mes con dos clásicos como La búsqueda del tesoro y la Navidad.

El tema de esta navidad era:

1. como visten tu ciudad.
2. los eventos navideños
3. las costumbres de tu país.
4. la comida
6. tus tradiciones personales y las de tu familia.

El premio es una cámara Fujifilm Instax Mini 9 y la ganadora fue karolinabat  y  SraCricket dio algunas ideas nuevas de decoración navideña. Mi proyecto empezó con una búsqueda visual, que al final terminó siendo el resultado, no fue lo más atractivo pero fue un intento de salir del departamento y mezclarme con la ciudad dónde vivo.

befunky collage